CURSO INICIACIÓN DE WINDSURF

El windsurf consiste básicamente en desplazarse con una tabla con ayuda de una vela. El manejo de la tabla se hace en un principio con ayuda de la vela. Aunque tiene ya más de 40 años, sigue captando cada vez más adeptos y el material no para de evolucionar. Es un deporte muy completo en el que se desarrolla todo el cuerpo y el equilibrio. Tanto Isla Canela como Punta del Moral son playas fantásticas para aprender, gracias a que generalmente no hay olas y tienen extensas zonas de aguas poco profundas que están protegidas por Islas de Arena. A su vez presenta un régimen de viento térmico ideal en el que por la mañana tenemos brisa del norte que deja el agua bastante plana y por la tarde rola a poniente, generalmente más fuerte, para los alumnos con más nivel.

El curso estándar tiene una duración de 10 horas, repartidas en 5 sesiones de 2 horas. En condiciones normales los cursos se realizan de lunes a viernes y se recomienda realizarlo de forma seguida. Pero nos adaptamos a las necesidades del cliente tanto para reducir la duración como para extenderla. El único requisito es tener más de 10 años y nadar con soltura. Durante el curso la escuela pondrá todo el material: tabla, vela, y salvavidas. La marca elegida por nuestra escuela es principalmente Starboard, marca líder mundial con un material inmejorable. El curso lo realizamos tanto en Isla Canela como en Punta del Moral.

El curso lo tenemos estructurados por pasos: conocimiento y partes del equipo, teoría de navegación, rumbos, maniobras, como drizar la vela, viradas, normas básicas de seguridad, posicionamiento en la tabla y de la vela. En primer lugar se dará una explicación teórico-práctica en tierra sobre todos los aspectos anteriores. Enseñamos estiramientos, calentamientos y respiración antes de entrar al agua.

El resto del curso se realizará en el agua, acompañado en todo momento de un monitor, que se desplazará con ayuda de una embarcación de salvamento para ir corrigiendo de alumno en alumno y con la que se ayudará a recoger a los navegantes que deriven. El número máximo de tablas es de ocho por embarcación de apoyo y en grupos numerosos es habitual que pongamos algún instructor en la orilla centrado en los alumnos con menos nivel. También existe el servicio de clases particulares, para las personas que precisen más atención.

El objetivo del curso es que el alumno navegue por sus propios medios en todos los rumbos, que sea capaz de transluchar y virar. El alumno deberá saber percibir la dirección del viento y saber desenvolverse en él. Se tratará en todo momento de que las clases sean dinámicas y divertidas. Tras el curso el alumno debe tener la capacidad de navegar de forma autónoma y regresar al punto de partida con vientos medios.

 

monitor en una demostración sobre la arena de la playa
monitor con uno de nuestros alumnos de windsurf
alumno de nuestro curso de windsurf